Historia

 

FUNDACIÓN

Según palabras del mismo fundador Mario Alfonso de la Parra Sarralde pronunciadas el día 27 de noviembre de 1987 con motivo de la primera cena de ex-Jefes de Tropa.

Cuando se formó el Grupo VII, cuando se formó la tropa del Grupo VII había en México una situación muy mala en la cuestión de los scouts. Los grupos scouts eran grupos de colegio muy numerosos en los cuales no existían para nada las patrullas. Entonces los grupos prácticamente desaparecían en la época de las vacaciones. Volvían a reunirse otra vez los muchachos ya en la escuela y volvían otra vez las actividades de los scouts. Entonces los jefes eran generalmente profesores de los mismos colegios. Eso no era el espíritu scout. No era verdadero espíritu scout, sino que era una asociación de muchachos que se vestían de uniforme pero que seguían más o menos la misma idea, o los mismos conceptos, los mismos procedimientos que tenían en la escuela.

En la cuestión del Grupo VII empezamos inmediatamente a tratar de dar mayor importancia a las patrullas. Rafael Ulibarri, había sido profesor. Ya era Rover del Grupo III y fue él quien me llevó al Grupo VII que en aquella época estaba formado únicamente por un grupo de obreros de la compañía "Corcho y Lata". Ese grupo de obreros eran muy pocos, eran alrededor de unos diez en total. Todos ellos eran mayores y no existía realmente la tropa. Yo fui con Ulibarri a formar la Tropa del Grupo VII. Ahí fue como nació el Grupo VII. En el año de 1935.

Después de eso vino una Jamboree en el año de 1937. Entonces varios grupos nos rebelamos en contra de ese sistema que había de escultismo de escuela que era un poco al estilo de Francia. Era un escultismo muy corriente, de muy mala calidad. Entonces nos rebelamos y formamos una asociación independiente de los Scouts de México. La Asociación Escultista Mexicana y durante algunos años, como alrededor de tres años, estuvimos fuera de la Asociación de Scouts de México.

Eran muy pocos grupos los que nos salimos. Eran el Grupo VIII, el Grupo II, el Grupo VII y tres o cuatro más, pero empezamos a hacer escultismo verdadero. En esa época fue cuando realmente empezó el escultismo. Y a eso se debe que hayamos podido vivir todos estos años o que el escultismo haya continuado. El que este grupo tenga más de cincuenta años de vida se debe exclusivamente a que rompimos con los sistemas afrancesados inadecuados y utilizamos el verdadero espíritu scout.