Antiguos

RECUERDOS DE FOGATA

Patrulla Rinocerontes
Cena de Celebración del 60 Aniversario de Fundación
1939 - 1999

Sábado 4 de diciembre de 1999. 7:00 PM. Por fin, después de una larga espera ha llegado el día. Todo está listo. Las mesas en herradura, los nombres de los comensales en su sitio y por orden cronológico, las cámaras de video y dos majestuosos rinocerontes adornando la sala.

El primero en llegar es Gustavo Damy (1988) que rápidamente se acomide a colocar los nombres faltantes de los invitados. Momentos después aparece Gustavo Viniegra (1957) quien emocionado saluda y busca su nombre en la mesa. Francisco Helguera (Cuatáparo 1946), Alfredo Saavedra (1944), Roberto Villaseñor, Juan Herrasti (1960) y Juan Roberto Pitman (1966) hacen su aparición. Claro está que no podían faltar los distintos clanes, dinastías, sectas y gheetos que por sí mismos han hecho de esta patrulla lo que es. Una cadena ininterrumpida de 60 años de escultismo. ¡Órale! Así podemos mencionar al Clan de los Helguera (1945 y 1988), los Sparrowe (1953 y 1978), los Letechipía (1950 y 1978), los Rojano Sahab (de 1967 a 1972), los García Virués (de 1966 a 1969), los Guerra Villasana (de 1982 a 1987) y los Pitman (1966 y 1997), de los que se dieron cita, porque tristemente faltaron tres Llamosa (1949 y 1978), dos Viniegra (1960), dos Helguera (1975 y 1987) y un Gómez (1972) desterrado. Pero aquí falta algo, sí, algo así como la mitad de todos los antiguos Rinos. ¡Pero cómo no! ¡Qué hay de los Olagaray! o Arrechástegui, como escribiera Jorge Ibargüengoitia, pues sí, ellos también se dieron cita. Germán Olagaray (1939), nuestro querido e ilustre fundador acompañado de su descendencia, Ricardo (1973), Gabriel (1976) y Juan Daniel (1980) así como Carlos (1948) hermano del fundador.

De repente, de entre la multitud, abriéndose paso a bastonazos surge un personaje, antiguo se ve a leguas, el bastón claro. Héctor Sparrowe le pregunta -¿y tú, quién eres?-, a lo que responde -soy José Manuel Silva Olea, el Metabólico Chiflas y ¡vivo de las mujeres!- y sí, en efecto era él, miembro fundador de la patrulla junto con Germán Olagaray allá por el 39. Lo de las mujeres creemos es por su profesión de ginecólogo y lo de "Metabólico Chiflas" pues lo aclaró con un escrito que preparó para esta reunión.

Ya entrada la plática y entre el sonido de los abrazos y el -¿tú quién eres?- y -¿yo quién soy?- rezamos. Como ya es tradición la "junta de patrulla" inició con la presentación de los asistentes. Desde el pie tierno más tierno hasta el Guía de Patrulla actual y de ahí en adelante continuamos en "desorden" ascendente partiendo de 1999 hasta remontarnos al lejano 1939. Entre bromas y recolección de anécdotas uno a uno fuimos participando. Se recordó a las dictaduras más acérrimas, a los cocineros natos, a los caminantes incansables, a los de corazón teñido de azul con forma de rinoceronte, a los que ganaron campamentos nacionales, a quienes rescataron a la patrulla en épocas de crisis, a los nepóticos acidulados, a los refugiados, a los exiliados que salvaron de la destrucción a otras patrullas, a los caviares, a los hombres patrulla y hubo hasta quien dijo -¡a mi no me educó mi mamá, a mi me educaron en los scouts!-, lo bueno es que su mamá no va a ver el video, esperamos.

Entre arteriosclerosis y, -no es cierto yo fui guía antes que tú- o -tú fuiste el que me empujó en Nexpayantla- pasó la velada. Algunos, por azares del destino, habiendo confirmado no pudieron llegar como: Otto Neumann, Rafael Rosas Escobedo (1939) y Alfredo Acle (1965) y otros que a la mera hora aparecieron como Pedro Arena (1995), Hugo Gómez (1976) y Eduardo Helguera (1988). Juan Greaves (1967), por su parte, tarde pero llegó. De varios, que por la distancia no estuvieron presentes, recibimos mensajes, como: Eduardo y Francisco Llamosa Neumann (1978), Carlos García de León (1977), Oscar Helguera (1987), Iker Letechipía (1976) y aquel que en su juventud, según sus mismas palabras "no tuvo dotes de líder", Hugo Salinas Price (1944). Hubo de todo, carcajadas, fotografías sepia de campamentos antidiluvianos, trozos de pinole de caminatas México-Puebla, diplomas y reconocimientos, cintas de patrulla, chapopote de campamentos de antes de la nacionalización del petróleo, caldo Rino, escudos del siete, balas de la plaza de las tres culturas y así las imágenes se intercalan a generaciones de patrulla de la época de los intocables, las frondosas rumberas, Los Panchos, Pérez Prado, César Costa, los Beatles, Timbiriche, Mecano, Gloria Trevi, Ricky Martín y los Pokémon que ya esperan en la manada, algún día formar parte de esta patrulla.

Domingo 5 de diciembre. 1:15 AM. Rezamos para cerrar la actividad, se escuchó el ¡Gung-Ho!, se coreó la porra, cantamos el himno de patrulla y el mundo tembló porque en sus 60 años de vida se reunieron los Rinocerontes de la Tropa Roland Philipps del Grupo VII. Gracias Germán Olagaray.

Redactó: Sir Wilfred of Ivanhoe
alias Iván Guerra Villasana
(Rino Vigoña 1982)

Principio

Volver a Recuerdos de fogata