Antiguos

RECUERDOS DE FOGATA

¿Qué es Pontesbleu?

Estimado Hermano:

Entre las tradiciones que no lo son, las leyendas, los mitos y las historias del Grupo Siete, Pontehsblue (se escribe con "h" viajera, movible) es una de las mas queridas y valiosas posesiones que tenemos. Representa la rebelión del espíritu libre, de la imaginación viva, del idealismo frente al pragmatismo. Es la inteligencia sin fronteras frente al cómodo materialismo castrante. Es la decisión de mantener vigentes los sueños y de respetar al soñador. Es el reconocimiento de la existencia de una aristocracia intelectual, de una nobleza innata. Frente a demagógica e imposible utopía de la igualdad, reconocer que hay quien nace con dones que deben ser reconocidos, con la fuerza para materializar sueños, para luchar por realizar ideales, para volar pese a que se nos dice que no se puede.

Todo eso es Pontesbluhe, el país donde los poetas comen. Lo que quizás nunca les dije, es donde esta ubicado este reino de la nobleza y la imaginación. Hoy les revelo el secreto. Ya es tiempo. Toma nota: Pontesblueh está situado en el corazón y el cerebro de los seres inteligentes. A los idiotas, a los miserables, a los egoístas, no se les expide visa.

Pontesbluhe no es invento de nadie; es descubrimiento. Como América cuando Colón llega, ya estaba ahí. La historia de su descubrimiento es la siguiente. En largas conversaciones entre Manuel Felguerez, Jorge Ibargüengoitia, Alfredo Saavedra y un servidor, especulamos sobre la posibilidad de adquirir un terreno, entonces muy barato, en las costas de Oaxaca y fundar una colonia para escritores, poetas, pintores, escultores, grabadores, etc. Lo que se empezaba a hacer en San Miguel de Allende. Una utopía, por supuesto. Se sostendría con cursos de verano, con la venta de las obras de arte, con los derechos de autor y la venta de libros. Pero a los 20 años y sin un centavo, la tarea era monumental. Manuel se fue a Europa, Alfredo no sé que le pasó, Jorge era imposible y yo tenía otros intereses y otras necesidades.

Algún tiempo después, Roberto Villaseñor, Guido Letechipía, Enrique Jolly, Alberto Saavedra, Douglas Dugelby, Ángel Mateos, a veces Alberto Thompson, Lorenzo García Muñoz, Gerardo Desvinges, y un servidor nos reuníamos los sábados (me parece) en un restaurante en la calle de Tamaulipas, llamado Sep's. En una afortunada ocasión, me dejaron esperando y para matar el ocio, empecé a especular sobre cual sería la estructura de una Utopía: "El País donde los poetas comen". En unas servilletas de papel garrapatee unas notas, hice algunos dibujos y cuando Roberto llegó, se los mostré. Se encendió enseguida y empezó a elaborar detalles… Un actor amigo nuestro nos había hablado de su sueño de comprar una casa antigua en el bosque de Fontainebleau cerca de París. Roberto se acordó y lo convirtió en Pontesblue, con H intermedia. Llegó Guido y rápidamente reclamó la ciudadanía y se sumo a la tarea de añadir detalles al sueño. Se listaron los platillos nacionales, se dictaron leyes, se redactó una constitución, compusimos el himno. (Letra mía y música adaptada por Roberto y su guitarra) La ubicación física del país quedó nebulosa y se decidió que todo sucedería en la embajada, con un gobierno en el exilio. Era la mera época y la oportunidad de malorear a Lorenzo y la embajada del gobierno en el exilio de la republica. Se dieron títulos nobiliarios, de los cuales recuerdo a Roberto, indiscutido como embajador. (¡Cómo lo disfruto!) Fui nombrado Jefe del Partido Conspirador. Víctor Becerra presidente de la Real Academia de la Lengua. Douglas, almirante de la Flota, Alberto Saavedra, Gran Maestro Albañil del Reino. Germán ex primer ministro y anarquista oficial. Gran Chef Ángel Mateos, pintor de la casa real Guido, Escultor y Monero oficial, Enrique Jolly.

No recuerdo otros por el momento. La idea era divertida, con un gran fondo poético y filosófico. Prendió el entusiasmo y se puso en marcha lo que hoy tiene más o menos cincuenta años. Muchos, aun que no lo confiesen, se han proyectado en la querida utopía. Ahora bien, lo que es innegable, es que Roberto, Guido y un servidor, fuimos los tres calaveras (no las tres carabelas) que navegando por los procelosos mares de la imaginación descubrimos Pohntesblue. Roberto conservó las valiosas servilletas por muchos años. Equivalen al acta de independencia.

Las reglas para la supervivencia del reino, son las siguientes: no tiene territorio y así, no puede ser invadido. La autoridad es S.M. Artemagnus VII (creación de Guido), pero no la ejerce más que en las fiestas de la embajada. Su ejército es nominal, nunca derrotado porque nunca entró en combate. Su flota estaba en Xochimilco.

Embajador Plenipotenciario del Reino Unido de Pontesbleu
Roberto Villaseñor Magaña R.S.
"El Viejo"
Pontesbleu del año de 1958

Pontesblueh es una fantasía, es una aventura de la imaginación. Es el país donde los poetas comen. Es al mismo tiempo una discreta burla y un respetuoso homenaje al que tiene el valor de soñar. Hay una maliciosa sonrisa, una poesía que nos conquistó entonces a nosotros y conquista ahora a nuestros sucesores. Phontesblue, es un sueño que les regalamos para que jueguen con él.

Francisco E. Helguera Ramírez R.S.
"Cuatáparo"
15 de octubre de 2001