Antiguos

BIOGRAFIAS

DOUGLAS DUGELBY CAIRE R.S.

 


 

 

Información General
Profesión: Ingeniero Textil
Fecha de nacimiento: 29 de diciembre de 1929
Fecha de deceso: 24 de mayo de 2012
Fecha de ingreso al Movimiento: 1944
Fecha de ingreso al Grupo VII: 1944


Existen principios y lineamientos que definen el sentido de vida que llevamos a cabo por un don que tenemos como ser humano: LIBERTAD Y RESPONSABILIDAD de decidir el camino que elegimos seguir en la vida.

En la hermandad del Escultismo, esto sucedió con nuestro hermano Douglas Dugelby Caire. Se impregnó de la filosofía escultista como norma de vida, llevándola a cabo en sus actos, profesionales, familiares y sociales.

Descendiente de padre inglés y madre de origen francés responde aparentemente a una actitud de formación “cuadrada”, muy diferente a la actitud responsable, honesta y veraz que fue nutrida por la filosofía escultista que aceptó como norma de vida. Esta formación tuvo como resultado de recibir comentarios de tozudo, inflexible y de posición poco social, en sus actos, pero los que lo conocimos a través de los años, esa apariencia, fue la línea de actitud recta que eligió en su camino de su vida.

Y así podemos confirmar su actitud cotidiana en el escultismo. Ingresó como scout en el año 1944 al Grupo Siete en la patrulla rinocerontes, donde se “desarrolló” como scout y también en altura física, ya que rallaba en más de 1.90 metros de constitución delgada, que en la vida de Rover Scout, más de uno de sus mejores amigos le llamaba el “flaco Douglas”. Fue guía de patrulla en donde prevaleció una hermandad que siguió a través de 58 años.

En 1947 el Grupo Siete reunió a siete scouts dentro de la tropa representante de México durante la Jamboree Mondial de la Paix en Lorraine, Francia y Douglas fue guía de la patrulla berrendos, Después de este evento pasó a formar parte como escudero del Clan de Rovers y en 1951 fue investido en compañía de 8 compañeros escuderos.

Como jefe del Clan, consolidó la filosofía del escultismo del Grupo Siete, llevando a cabo actividades propias de los mayores de 18 años, que conducían a la formación de de esa filosofía. Más tarde, con el ingreso de sus hijos al grupo, participó activamente en el grupo de Padres de Familia, con objeto de colaborar con los jefes y ayudantes de las ramas de la manada y tropa, con el objetivo de permanecer el espíritu y calidad del escultismo que ha caracterizado en el Grupo Siete.

Participó dentro de la organización distrital de los Scouts de México a la que el Grupo Siete pertenecía.

Como deportista, además de las actividades propias del Escultismo, en el año 1951 ingresó al club de remo British Boating Club de Xochimilco donde desarrolló una actividad meteórica en las competencias con la especialidad de “par de remos cortos” en donde rompió un record que había permanecido por muchos años, convirtiéndose en una promesa mexicana para competencias internacionales. A ese club, nos llamó a varios compañeros de Clan, para ingresar y así se convirtió en entrenador de nosotros. Más tarde ingresamos al club de golf Prados de la Montaña, actualmente desaparecido por el desarrollo urbano de Sta. Fe donde descolló vertiginosamente, gracias a sus cualidades físicas y disciplinas.

(Una anécdota que permite comprender la integridad y calidad de sus principios que permanecieron durante toda su vida. Dentro de las actividades propias del Clan se programaban con frecuencia las excursiones a los ríos subterráneos bajo las Grutas de Cacahuamilpa. Dentro de estas actividades, Douglas y Enrique Jolly Prieto, cada uno por su parte, comunicó al Clan de sus deseos de incursionar de manera solitaria en el sentido del río subterráneo de San Jerónimo,  quedando de iniciar primeramente el recorrido por parte de Douglas.

Deseo aclarar que las circunstancias propias para esta actividad, se necesitan condiciones físicas y mentales óptimas, ya que en la obscuridad absoluta, con el constante contacto con el agua fría, se alteran los estados psicológicos del individuo; y esta es una de las razones de una evaluación del comportamiento del escudero para llevar a cabo su investidura como Rover Scout.

Los preparativos y posibles rescates a cualquier imprevisto fueron organizados de tal manera de reducir el riesgo de una travesía solitaria. Embarrado de aceite por lo frío del agua y cargado con su mochila impermeable, inició su recorrido. Con ánimo y apoyo, lo despedimos y lo vimos alejar…y cual sería nuestra sorpresa, que a lo lejos, lo vimos desistir de su propósito. Reconoció con honestidad su aceptación a su debilidad, a la cual nos demostró su valentía y hombría de reconocerse a sí mismo.

Semanas posteriores, le correspondió a Enrique Jolly su incursión programada y detallada de los posibles rescates a cualquier imprevisto, por parte de nuestro Clan, lo despedimos y lo perdimos de vista, a diferencia de Douglas. Regresamos a nuestros sitios programados, después de ir a chapotear al Lago de Tequesquitengo, dando tiempo a que se cumpliera el recorrido teórico. Y cual sería nuestra sorpresa, que al bajar a la salida del río subterráneo, nos estaba esperando Enrique. Inmediatamente lo felicitamos, pero nos comentó que también le había sucedido lo de Douglas. Nuevamente reconocimos la integridad y calidad humana de ellos y esa es la que hemos dejado para las generaciones que nos han sucedido.)

Dentro de sus actividades profesionales estudió la carrera de ingeniería textil, a la cual estaba integrado, debido a sus primeros trabajos dentro de la Fábrica Textil de La Hormiga, en donde su padre fungía como uno de los principales directores de esa industria.

Posteriormente se lanzó como empresario en la fabricación de cintas destinadas a la industria textil; en donde llamó a colaborar en la producción a un miembro del Clan. Su producción tenían una calidad fuera de lo común y que resistían mucho tiempo, lo cual mermaron sus pedidos, haciendo económicamente insostenible, lo cual conduzco a cerrar su pequeña fabrica, gracias a prevalecer su ética profesional, como punto de partida en esa actividad.

Ingresó en la Cía. de Seguros La Provincial en el ramo de los seguros de accidentes personales, donde fue escalando puestos directivos como el departamento internacional de turismo y reaseguros, que facilitó por dominar los idiomas inglés y el francés como idioma materno, hasta desempeñar la Dirección Técnica de Daños.. En ese lapso invitó a cuatro miembros del Clan, los cuales con el tiempo, formaron cada uno sus agencias propias de seguros.

Permaneció por espacio de 27 años, habiéndose retirado con su liquidación, con la condición de no ejercer  en otras compañías de seguros, puestos similares a los ejercidos en La Provincial.

En unos cuantos meses ingresó como Director del área comercial donde permaneció también como asesor internacional en la Compañía de Seguros Atlas y “segundo de abordo” del Director General. En ese lapso se fijaron en Jorge, su hijo mayor para ocupar la gerencia de una subsidiaria de Seguros Atlas, llamada Seguros El Potosí y que a la fecha, con las enseñanzas de su padre, ha desempeñado con satisfacción el puesto encomendado.

Poco a poco fue retirándose de su actividad hasta convertirse en asesor técnico de Seguros Atlas y  permanecer la mitad de su tiempo en su casa ubicada en Granjas Residenciales de Tequisquiapan, donde fue mermando poco a poco su salud. Trasladado a su casa de esta ciudad, en compañía de Irma, su compañera de su vida que siempre tuvo la certeza de apoyarlo en las buenas y en las malas, estas como la pérdida de un hijo y a la pérdida de su patrimonio familiar por condiciones fraudulentas ajenas a él.

Supo afrontar las dificultades con entereza y armonía y con sus cuatro hijos y dos días de estar en su casa cumplió su permanencia en esta vida desde  el 29 de diciembre de 1929 hasta el 24 de mayo del 2012.

Solamente me queda agregar y a permitirme a nombre de sus amigos y sus colaboradores profesionales, agradecer al Señor, de permitirnos compartir nuestras vidas con un ser humano que deja huella en este mundo.



 

R.S. Alberto M. Saavedra Castillo.

Principio

Volver a Biografías